Cambio climático: El impacto en la agricultura y los costos de adaptación

Del informe del IFPRICAMBIO CLIMÁTICO. El impacto en la agricultura y los costos de adaptación“, de Gerald C. Nelson, Mark W. Rosegrant, Jawoo Koo, Richard Robertson, Timothy Sulser, Tingju Zhu, Claudia Ringler, Siwa Msangi, Amanda Palazzo, Miroslav Batka, Marilia Magalhaes, Rowena Valmonte-Santos, Mandy Ewing, y David Lee.

 

El aumento irrestricto de las emisiones de gases está subiendo la temperatura del planeta. Las consecuencias incluyen el derretimiento de glaciares, el aumento de las precipitaciones y de la frecuencia de eventos meteorológicos extremos, y modificaciones en las estaciones del clima. El ritmo acelerado de cambio climático, junto con el aumento de la población y de los ingresos a nivel mundial, amenaza la seguridad alimentaria en todas partes.

plujaestimada
Estimación cambio en las precipitaciones entre los años 2000 y 2050 segun el modelo del CSIRO de Australia (Organización de Investigación Científica e Industrial de la Mancomunidad Británica o “Commonwealth”, por sus siglas en inglés)

 

plujaestimada(II)
Estimación cambio en las precipitaciones entre los años 2000 y 2050segun el modelo de NCAR (Centro Nacional de los Estados Unidos para la Investigación Atmosférica, por sus siglas en inglés)

 

El presente análisis reúne, por vez primera, la modelización detallada del crecimiento de cultivos bajo condiciones de cambio climático, con los aportes derivados de un modelo extremadamente detallado de la agricultura mundial. Los resultados muestran que la agricultura y el bienestar humano se verán afectados negativamente por el cambio climático. El rendimiento de los cultivos disminuirá, se afectará la producción, aumentarán los precios de los cultivos y la carne, y se reducirá el consumo de cereales, todo lo cual conducirá a la reducción del consumo de calorías y al aumento de la malnutrición infantil. Estos crudos resultados sugieren las siguientes recomendaciones para políticas y programas:

  • Diseñar e implementar políticas y programas de desarrollo de buena calidad.
  • Aumentar las inversiones en productividad agrícola.
  • Vigorizar la investigación nacional y los programas de extensión.
  • Mejorar la recopilación, difusión y análisis de la información mundial.
  • Hacer de la adaptación agrícola un punto clave en la agenda dentro del proceso internacional de negociación sobre el cambio climático.
  • Reconocer que las mejoras en seguridad alimentaria y en adaptación al cambio climático van de la mano.
  • Apoyar las estrategias locales (comunitarias) de adaptación.
  • Aumentar la financiación para programas de adaptación en al menos US$ 7 mil millones adicionales al año.

Es posible que estas inversiones no garanticen la superación de todas las consecuencias negativas del cambio climático. Pero, si no se toman medidas y se continúa procediendo como hasta ahora, es casi seguro que las consecuencias serán desastrosas.