Efecto de los bioestimulantes vegetales sobre el agrietamiento (cracking) de la fruta

El agrietamiento de la fruta o cracking, es una fisiopatía relacionada con el riego/lluvia y la nutrición, así como la predisposición varietal. En los últimos estadios de crecimiento del fruto antes de la recolección, la pulpa crece más rápido que la piel y esta se cuartea.

Un control adecuado del riego y la aplicación de calcio reduce el daño, pero también hay la posibilidad de realizar tratamientos con boro y con fitoreguladores.

Por ejemplo, se ha ensayado la aplicació de Giberelinas para mitigar el cracking, pero con resultados divergentes segun el cultivo, puesto que si bien ofrece una reducción en granado o lichi, parece que en cereza aumenta la fisiopatía. Por otra parte, la aplicación de giberelinas puede afectar a la intensidad de color del fruto.

Es interesante una aproximación al problema usando otros fitoreguladores, como en el trabajo «Effect of plant biostimulants on fruit cracking and quality attributes of pomegranate cv. Kandhari kabuli», de Aziz Rahman Abubakar, Naira Ashraf y Moieza Ashraf, publicado por Academic journals. En este ensayo, granados cv. kandhari kabuli se pulverizaron con diversos bioestimulantes:

  • vipul (triacontanol),
  • cytozyme spic (mezcla de auxinas, giberelinas, citoquininas, extracto de algas, aminoácidos y microelementos),
  • homobrassinolides,
  • biozyme crop plus (extracto de algas),
  • vipul + homobrassinolides
  • control.

Los resultados revelaron que el mejor resultado de prevención del cracking se obtuvo con la mezcla hormonal-nutricional citozima spic (4 ml / l). Por otra parte la mejor intensidad de color se observó con la aplicación de Vipul 15 ml / l.


gama de fitoreguladores de Mediterránea de agroquímicos